F1N4LD3P4R71D4

Samuel Beckett

Intérpretes 

Rafa Coca

Elena García

Momi Gutiérrez

Elena Sánchez

Dramaturgía y espacio sonoro 

Teatro el Abrevadero

Dirección 

Manuel Ortíz

Rosa Muñoz

Maquillaje

Vero Valdivia

Sonido e Iluminación

Sixto García

Video

Juanlu Espina

Fotografía

Factoría Creativa

Música /BSO

David Salézmar

Escenografía

Rafa Coca

Pintura

Estefania Portillo

Nada tan divertido como la desgracia ajena”…

 

... esta frase de Beckett podría aglutinar perfectamente la leyenda del texto dramático del autor irlandés donde la desesperanza que conlleva vivir en un mundo incomprendido e incomprensible nos acerca a la realidad de la risa que producen las desgracias de los demás y el sufrimiento ajeno. En el mundo actual próximo a la destrucción o regeneración de una forma de vida – el capitalismo puro y duro- no nos sorprende ya que la corrupción, la deshonestidad y el pesimismo se hayan apoderado de una sociedad rica en miseria moral, intelectual, económica y social, incluso entre los propios  apartados  o excluidos del Sistema que se debaten entre la liberación o el continuismo y que tienen la indefinición como lema vital.

 

En una choza de plástico y húmeda malviven cuatro personas con diferentes grados de dependencia: un personaje paralitico y ciego que impone su voluntad desde su silla, otro obedece siempre las órdenes que recibe por sumisión inducida desde su niñez, y una pareja de ancianos desnutridos y enfermos que esperanla llegada de su último aliento en medio de la basura.

Please reload

 
1/5